Salvaguarda de nuestros intereses maritimos

EL REGISTRO PANAMEÑO DE NAVES CUMPLE CON TODOS LOS REQUERIMIENTOS INTERNACIONALES EN MATERIA DE INVESTIGACIÓN DEL BARCO WAKASHIO

EL REGISTRO PANAMEÑO DE NAVES CUMPLE CON TODOS LOS REQUERIMIENTOS INTERNACIONALES EN MATERIA DE INVESTIGACIÓN DEL BARCO WAKASHIO

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP) como ente responsable, miembro de la Organización Marítima Internacional (OMI) está realizando las investigaciones pertinentes de acuerdo al Código para la Investigación de Siniestros y Sucesos Marítimos,  y está dándole seguimiento conjuntamente con las  autoridades de la República de Islas Mauricio, a la situación de la nave,  se encuentra coordinando esfuerzos para esclarecer el encallamiento y el posterior derrame ocurrido con la nave Wakashio propiedad de la empresa japonesa Nagashiki Shipping Co. Ltd. (Nagashiki Kisen KK).

 

Anualmente la institución reporta a la OMI los incidentes que ocurren con la flota panameña; de 2732 incidencias (que van desde que una persona se caiga, hasta el hundimiento de un buque) que han ocurrido en buques de bandera panameña en los últimos 10 años; la incidencia por hundimiento está por debajo del 0.5%, lo cual representa una siniestralidad baja considerando las 8400 naves que mantiene el registro en este momento (naves activas).

 

“En los últimos 5 años se han enviado y publicado más de 200 reportes de investigaciones de incidentes y accidentes marítimos, al ente correspondiente que es la OMI, donde Panamá como estado responsable y miembro tiene que mandarlos por normativa, estos informes son públicos para los 174 países miembros y sus tres miembros asociados puedan hacer referencia a ellos, la información es pública y transparente entre los miembros. Como líderes en abanderamientos de buques, el Registro panameño, fue inspeccionado más de 16 mil veces el año pasado y el nivel de cumplimiento fue del 96.5%, colocándonos en un alto nivel internacional,” informó Rafael Cigarruista, director general de Marina Mercante.  De hecho, nos mantenemos en las listas blancas del Tokio MoU, Paris MoU, y obtuvimos el mejor porcentaje en cuanto a cumplimiento de los últimos tres años.

 

El buque Wakashio, fue construido en astilleros japoneses bajo uno de los mejores estándares de construcción del mundo, clasificado por la sociedad de clasificación japonesa (NKCLASS), del mismo modo mantiene todas las pólizas de seguro vigentes y también son emitidas por aseguradoras japonesas, la nave técnica y estructuralmente era considerada como de riesgo bajo o mínimo.

 

“Un accidente o incidente marítimo es producto de muchos factores, no podemos dictaminar las razones de forma a priori, sin profundizar en los hechos y sin conocer realmente lo sucedido.

La AMP no abandera buques de dudosa procedencia, siempre hacemos la debida diligencia; las naves y sus dueños pasan por un proceso estricto de validación, de hecho, este año 2020 hemos rechazado 118 que no cumplían con los requisitos y se han cancelado 200 naves, que no cumplen con los estándares internacionales”, informó Cigarruista.

 

Personal del departamento de accidentes marítimos de la AMP está realizando las coordinaciones pertinentes a nivel nacional e internacional, para poder viajar al lugar de los hechos, a fin de obtener información de primera mano, poder realizar las entrevistas a los tripulantes, revisar los equipos electrónicos de la embarcación, y sus registros. Esperamos poder obtener el audio y video del Registrador de Datos de la travesía o VDR (por sus siglas en inglés). La Marina Mercante panameña de forma responsable le autorizó el acceso a la información, a las autoridades de la República de Isla Mauricio para apoyar en la investigación conjunta que debemos realizar, uno como estado ribereño y otro como estado pabellón miembros de la OMI.

 

Esperamos poder tener un informe preliminar en unos 90 días donde podamos esclarecer los hechos. Cabe resaltar que el derrame de combustible se da después 11 días de estar la nave encallada. La embarcación transportaba unas 3,500 toneladas de combustible, necesaria para su operación, es una nave de más de 200,000 toneladas de peso muerto, 300 metros de largo, 50 metros de ancho por tanto las cantidades de combustible son importantes.

 

La AMP, reitera su compromiso de seguir con las investigaciones y lamenta la situación ocurrida, estamos apoyando al 100% en la investigación, a fin de entregar a las organizaciones competentes (OMI) los resultados, tal cual como lo requiere los convenios internacionales.

Impactos: 7